3 pasos a seguir para marcarse objetivos anuales

Ya llegó diciembre, y parece mentira que estemos a punto de decirle hola a un nuevo año.

 

Toca mirar hacia atrás y hacer introspección. 

 

Reflexionar sobre dónde estás y hacia dónde quieres ir. 

De lo que has logrado y lo que no; 

De lo que ha funcionado y lo que no; 

De lo que quisiste hacer y no hiciste; 

De lo que no se te ocurrió y están haciendo otros;

De lo que dejaste pasar y ahora te arrepientes; 

De lo que no viste ni supiste, y ahora está en boca de todos.

Análisis

Haz este análisis en todas las áreas de tu vida, tanto personal como profesional.

 

Centrémonos en lo profesional. Te toca desglosar cada departamento de tu negocio y plantear los objetivos del nuevo año que está a punto de entrar para cada uno de ellos, coge papel y boli,  apunta lo que quieres conservar del año que acaba, y lo que quieres modificar para el año que entra, hazlo para cada área de tu negocio. Tendrás que indicar para cada departamento, qué quieres mejorar, cómo mejorarlo, y en cuanto tiempo quieres lograrlo.

Por ejemplo:

Departamento de atención al cliente: 

  • Objetivo: Atender las preguntas de los clientes dentro de las primeras 2 horas desde el momento de su recepción.
  • Método/Estrategia: Montar un equipo de 3 personas trabajando por turnos de 8h con la tarea de responder en los distintos canales de comunicación según los horarios establecidos de atención al cliente.
  • Plazo de ejecución: Diciembre 2022
  • Implementación: 1 de enero de 2023.
  • Elementos necesarios: Documento detallado de los procesos y sistemas y respuestas que dar al cliente según sus preguntas tipo. 

 

Es cuestión de saber lo que quieres y actuar en función de ello.

La razón número uno por la que la mayoría de la gente no obtiene lo que quiere es que no sabe lo que quiere.

Plantear Objetivos SMART

De nada sirve plantear objetivos generales, como por ejemplo: Aumentar las ventas este año.

Este tipo de objetivo no incita a cumplirlos, es demasiado genérico, no tiene tiempo de ejecución, parece más un deseo que un objetivo, lo más probable es que te quedes igual que el año anterior, es decir, que no lo cumplas.

 

Para remediarlo, hay que expresar los objetivos como OBJETIVOS SMART, es decir:

 

S de Specific – Específicos, porque deben ser concretos.

M de Measurable – Medibles, porque no podemos modificar lo que no medimos.

A de Attainable – Alcanzables, porque sino te frustraras.

R de Relevant – Relevantes, porque tienen que estar acorde con tus valores y tu misión.

T de Timely – A tiempo, porque tienen que tener un plazo de ejecución y realización.

 

Por ejemplo:

Objetivo genérico: Aumentar las ventas en 2023

Objetivo SMART: Incrementar en un 50% las ventas para el 31.12.2023

 

Para ayudarte a encontrar la manera de conseguir visualizar y establecer los objetivos SMART, he aquí una lista de preguntas que puedes hacerte:

 

  • ¿Cuánto dinero quiero facturar a finales del 2023?
  • ¿Cuántos productos o servicios quiero vender?
  • ¿Cuántos clientes quiero fidelizar?
  • ¿Cuántos nuevos suscriptores quiero tener el 31.12.2023?
  • ¿A qué índice de satisfacción de clientes quiero llegar?
  • ¿Cuántos seguidores quiero conseguir en mi cuenta de Instagram?
  • ¿Cuántos nuevos clientes quiero conseguir al acabar el año?
  • ¿Qué retorno de inversión quiero obtener con mis campañas publicitarias?

Estrategia para la consecución de los objetivos

Una vez establecidos tus objetivos anuales específicos, medibles y alcanzables, toca hacer ingeniería inversa, es decir, sabiendo dónde quieres llegar a final de año, vas yendo hacia atrás, planteando las metas, trimestre a trimestre, para luego dividirlas mes a mes. 

 

De esta manera, si algo no funciona, podrás pivotar y cambiar tu estrategia si ésta no resulta efectiva, sin tener que esperar a que acabe el año. Ir enderezando tu barca poco a poco, es la forma más efectiva de lograr llegar a la meta que te has propuesto.

 

Ejemplo: Si quieres llegar a facturar 100.000€ a finales de año, tendrás que llegar a 40.000€ el primer trimestre, 60.000€ el 2º trimestre, 80.000€ el 3er trimestre y 100.000 a finales de año.

 

Una vez establecidos dichos objetivos, tienes que pensar en cómo vas a lograrlo, lo que tienes que determinar ahora es la estrategia de marketing que vas a implementar para conseguir dichos objetivos. 

 

Por ejemplo:

Objetivo: Aumentar los seguidores de mi cuenta de Instagram en un 20%.

Estrategia: Hacer una campaña de Branding en redes sociales durante el primer trimestre con mensajes de conexión sobre la misión y los valores de tu empresa.

Agendar las tareas necesarias para implementar la estrategia

Una vez establecida la estrategia, tienes que desglosar todas las tareas que son necesarias ejecutar para poder poner en marcha las estrategias establecidas y ponerles a cada una de ellas su fecha de ejecución e implementación. 

 

Todo, absolutamente todo tiene que tener una fecha de finalización, desde los objetivos, hasta las tareas más pequeñas tienen que estar marcadas en tu calendario. De esa manera tendrás que cumplir los plazos, cumplir contigo mismo para asegurarte de llegar a la meta que te has marcado.

¿Estás dispuesto a hacerlo?

 

A qué esperas, coge papel y boli, y empieza ahora mismo tu análisis del año que acaba y establece tus objetivos para el año que entra.

 

Te leo en los comentarios.

No Comments

Post A Comment