Ya es un hecho, ¡todo sitio web debe estar optimizado para móviles! Vayas donde vayas, estés donde estés, encuentras a gente con la nariz pegada a su pantalla del móvil. Que sea chateando, echándole un vistazo a Facebook, Twitter, haciendo fotos, o buscando información en algún navegador. El móvil se ha convertido en una extensión de nuestra mano, sin él andamos perdidos... De aquí la gran importancia que tu sitio web esté optimizado para móviles. Se ha comprobado que de no ser así, el usuario que visita la página, la abandona en los segundos que siguen su apertura. La tasa de rebote es elevada. Al estar optimizada, tu página facilita la navegación al usuario, lo primero que consigues es que el internauta no tenga que andar con el zoom en el texto o volverse loco buscando el menú de tu sitio. Aquí encontrarás las reglas importantes que tu sitio web debería seguir para ser óptimo.